Albergues de Animales en Caguas

¿Albergues de Animales en Caguas? Si estas buscando un lugar de entretenimiento para ir con tu familia ¡Lo tenemos! Aquí te mostraremos algunos de los albergues de animales que solo podrás encontrar en Cagas Puerto Rico.

¡Conoce aquí los Albergues de Animales en Caguas!

TABLA DE CONTENIDO

Horse and Ponys

La calle se siente fría; entre los buenos y los malos momentos, entre las curvas mucho, y la brisa que describe la escena – básicamente en ocasiones cercanas a la Navidad. Ubicado en Yabucoa, dividido por arroyos y senderos, y atacado por montañas, Horse and Ponys parece más un refugio para la humanidad que un refugio para criaturas.

Allí, voluntarios, rescatistas y huéspedes se unen para enfrentar los asaltos cariñosos y amistosos de más de 180 criaturas que ordenan el predio que llena como su hogar y donde son tratados con cariño, reciben consideración y pueden comenzar nuevas historias, muy lejos de las que los trajeron aquí.

Desde hace diez años, el asilo Horse and Ponies Inc. acoge a ponis protegidos y, sobre todo, últimamente, a ganado; sirviendo de refugio a criaturas que han sido víctimas del abandono y la brutalidad en todo el archipiélago. En este tiempo de esfuerzo y responsabilidad, el personal de la también asociación sin ánimo de lucro, impulsada por su autor Luis X. Gónzalez, ha afectado a múltiples miles de ponis de varias comarcas y a más de 100 ganaderías.

Desde que se cruza el paso fundamental, el conjunto de sonidos que saludan y acompañan durante toda la visita es interminable. En los días de tormenta, la niebla y las brumas cubren el caserío, impregnándolo de un porte de armonía y congruencia, como si la naturaleza fuera fungible con la inclinación que tanto Luis como Vionette Estrada, directora de los voluntarios, tratan de enviar.

No obstante, su autor nunca se imaginó que resultaría en estas circunstancias actuales. Con las montañas de Yabucoa a nuestras espaldas, nos sentamos a hablar de la asociación y con los chillidos, los guapeos y los relinchos, es inconcebible no sentirse en familia.

«Yo me dedicaba a la equitación. Me fui a Estados Unidos a buscar el supuesto sueño americano; cuando me vi haciendo lo que no tenía energía, me volví a Puerto Rico.

Cuando bajé del avión dije: ‘Dios me puso donde puedo ser valioso’, sin embargo no me gustaría seguir mostrando ejercicios de equitación, necesitaba hacer otras cosas. Una tarde me llamó un compañero para que le ayudara a salvar un poni que estaba en la carretera, y ahí empezó todo. No pensé que fuera a llegar a este nivel», dice Luis González.

Desde que volvió a visitar Puerto Rico en 2009, González no ha dejado de trabajar por la asistencia gubernamental de los equinos no deseados que ha tenido la opción de proteger.

En el momento en que comenzó, sólo trabajaban con los casos que le llegaban, y él y otro compañero eran los que reaccionaban: «Estuvimos trabajando durante algún tiempo con lo que se conoce como semilleros», circunstancias en las que los ponis entraban en las regiones rurales y dañaban los cultivos.

Fue a través de estos casos, y de muchos otros, que Luis se convirtió en una figura importante en este tema. Un compañero al que llamar con la certeza de que iba a ayudar.

Albergues de Animales en Caguas

UN TRABAJO EN COLABORACIÓN

Vionette Estrada, que con una sonrisa seguía rastreando una cabra que la buscaba enérgicamente, lleva mucho tiempo trabajando como administradora voluntaria en el refugio.

Aquí, además de hacer de supervisora de las criaturas, es instructora de todos los voluntarios que acuden al refugio con el deseo de ofrecer su tiempo e información.

Nos revela que, por el momento, rescatan alrededor de 22 ponis cada mes en un esfuerzo conjunto con las regiones y la Policía. Este trabajo conjunto, a pesar de no suponer una retribución económica para la asociación, permite la ayuda de los ciclos a través de los cuales las regiones son las que se encargan de las protestas y H&P se responsabiliza del aseguramiento y cuidado de las criaturas.

«Por mucho que demos instrucciones, aquí tiene que haber un cambio y está en la ley. Por más que el poni esté en la ley como método de transporte, bajo el Departamento de Obras Públicas, la Ley de Tránsito #22, el poni aparece como método de transporte cuando nadie utiliza el poni como método de transporte», dice González.

Bajo la Ley de Tránsito #22 del 2000, los equinos son «vehículos» de transporte y pueden estar en la ciudad bajo limitaciones específicas como la utilización de reflectores. Esta es la razón por la que los estatutos de la ciudad han restringido a estas criaturas en las calles.

«Sorprendentemente, como el poni es un vehículo, la región y la autoridad pública no pueden decir que este poni no puede estar en la ciudad. Hay que saber que el poni no es ciertamente un motor que se pueda montar y recorrer distancias importantes; es algo inimaginable. Además, de vez en cuando no lo recordamos. Sin creer que es un ser vivo que siente y aguanta, que se desgasta y necesita suplementos», dijo Vionette.

Para Vionette, los ponis y el resto del ganado no deben considerarse exclusivamente como estrategias de transporte y, además, proveedores de alimentos, sino como asociados, amigos de la vida y mascotas como los demás.

¡Conoce aquí los Albergues de Animales en Caguas!

Albergues de Animales en Caguas

Santuario Lazaro

Evelyn Hernández comienza cada día con un agudo anhelo en su corazón, para continuar con su «trabajo de afecto» para realmente enfocarse, asegurar y garantizar las criaturas que resguarda en el Santuario Lázaro, un espacio tranquilo en Caguas que alberga a más de 300 caninos y felinos.

Para la rescatista con 30 años de participación en el cuidado de criaturas, no hay nada más significativo que sus «hijos» de cuatro patas. Con la voz entrecortada, la organizadora y propietaria del Santuario Lázaro contó a CB en Español lo problemática que puede ser la tarea de «ofrecer vida» a cada criatura que se presenta en su centro, un número importante de ellas salvaguardadas, otras abandonadas al paso del lugar. Los abandonos se producen tan habitualmente que los recintos, lugares de trabajo y regiones de capacidad no pueden adaptarse.

«Por cada 10 [animales] que se pueden acoger, aparecen 15 más. Lo que hacemos aquí es una obra de afecto, una obra de buena causa. Como no tienen a nadie, tienen a los individuos que los asisten y ayudan. Ellos confían en nosotros, nosotros resolvemos sus opciones por ellos», subraya Hernández, mientras sus abnegados colaboradores pasean por su despacho.

Desde su apertura con autoridad, casi seis años antes, el Santuario de Lázaro ha funcionado completamente con regalos, voluntarios y «santos mensajeros impresionantes» que han restablecido la región. Los bingos, las piscinas e incluso los repartos de agua en las luces permiten que el asilo permanezca abierto. «Todo aquí se ha cultivado con lágrimas de sangre. Piedra a piedra, bloque a bloque y batalla incesante».

La lucha diaria por dar una posibilidad a estas criaturas requiere algo más que un espacio para descansar. En concreto, se destinan 300 libras diarias de comida para encauzar a cada canino y felino en el refugio, más de 15 paquetes de basura – «en vista de que se limpia cada día»-, mientras que limpiadores, desinfectantes, clorox y papeles son lo que hay que abordar.

    • Dirección: Unnamed Road 00727, Caguas, Puerto Rico
    • Horas: Abierto ⋅ Horario de cierre: 18:00
    • Teléfono: +1 787-555-0000

2

Hospital de Animales de Caguas

Clinic de Animales de Caguas ofrece sus servicios veterinarios en la ciudad de Caguas, Puerto Rico. Emergency clinic de Animales de Caguas ha encontrado sus lugares de trabajo veterinario en Caguas con la siguiente ubicación postal y además actual: Carr 189 Urb Delgado O-7, Caguas, Puerto Rico 00725.

Si desea contactar con Hospital de Animales de Caguas – Clínica Veterinaria puede hacerlo en los siguientes números de teléfono en el pueblo de Caguas: 787-744-2206.

¡Conoce aquí los Albergues de Animales en Caguas!

Albergue Los Peregrinos-FUNDESCO

«Coordinamos los patronatos locales con el objetivo de que los habitantes pudieran asumir las obligaciones municipales. Al final vimos el cambio real y cómo los vecinos fomentaron un sentimiento de autoridad y fortaleza», dijo.

Meléndez detalló que siguieron ayudando a diferentes familias que viven en regiones separadas y subestimadas en todo Puerto Rico. La asociación tuvo la opción de afectar a 800 redes. Se coordinaron emprendimientos en miniatura, como: pueblos pesqueros, emprendimientos hortícolas y un proyecto de agujas.

Repasó que se mudaron a Caguas en 1977 y a pesar de que no tenían la menor idea de hacia dónde iban, creyeron que el Señor los guiaría. Involucraron una oficina cerca de la Plaza de Mercado de Caguas; y desde la ventana observaban a un vagabundo que podía ir por las tardes a tomar el desperdicio de un compartimiento; donde los vendedores tiraban los alimentos de hoja dañada.

De ahí surgió el inicio de un emprendimiento para los indigentes. Crearon un comedor social, donde se lavaba a los indigentes, se les daba ropa limpia y un plato de sopa caliente. La Iglesia católica ayudaba con ropa y enseres.

Meléndez dijo que el efecto de esta tarea fue de tal magnitud que comprendieron la necesidad de hacer una cobertura de crisis para los indigentes. En consecuencia, se concibió la cobertura de Los Peregrinos, que ofrece administraciones de restauración para los indigentes.

¡Éxito con los Albergues de Animales en Caguas!

Deja un comentario